Blog de dibujo

Si quieres estar al tanto de todas las novedades puedes suscribirte al boletín de noticias o seguirme en redes sociales.

Nuevo libro

Mi último libro ha sido financiado con éxito en la plataforma de crowdfunding Kickstarter. Sigue el proceso en el Blog de Nepal

3 verdades

Hay solo 3 verdades en un periódico: la fecha, el nombre del periódico y el precio.
Librerías Dadà, Valencia

Librería Dadà

El texto está en curso. Disculpen las molestias :(

Leer más...

Razones para querer autoeditar

Por norma general, el sueño de todo escritor, dibujante de cómic, músico, etc... es que una editorial (sello discográfico en el caso de los músicos) se interese por su trabajo y le invite a publicar bajo su marca. Los motivos para aceptar la propuesta van desde el mero prestigio de tener una marca reconocida avalando su trabajo hasta la parte más práctica, la única que realmente importa: todo el sistema de promoción, inversión y distribución es cosa suya, a ti te tocaría simplemente hacer tu trabajo como creativo.

Leer más...

Paleta de colores

Hace unos días cambié la caja de acuarelas Winsor & Newton por una nueva caja de Schminke. Las pastillas de Winsor & Newton no estaban del todo mal pero había ido recargando la caja con pastillas Van Gogh, que son las únicas que se encuentran fácilmente, pero son horribles. Al hacer este cambio decidí también reducir la paleta de colores a lo más

Leer más...

Haciendo libros

Este es, a grosso modo, el proceso de trabajo para cuando hago libros. Todo bien regadito de buen café y Spotify Premium. El proceso es así:

Primero arrojo ideas sobre una libreta (la resistencia y elegancia de las Moleskine es, de momento, insuperable). Llega un punto que hay tantas ideas que ya no entiendo nada y empiezo a hacerme un lío. Es la fase de sobredosis de ideas.

Como consecuencia de la sobredosis de ideas paso una crisis creativa (muy bajonera también a nivel emocional). Empiezo a pensar que la idea del libro es una mierda, que soy una farsa y que ójala me dedicara a cualquier otra profesión.
Cuando me pasa la crisis empiezo a reordenar ideas con un sistema autofascista: las elimino porque sí. La fase genocidio de ideas. Las que sobreviven empiezan un proceso de pulido.
Esas ideas ya un poco más consistentes (con que sean coherentes entre ellas ya me valen) empiezan a materializarse en el papel. Cada página tiene una idea. Las cuelgo todas en una pared para tener una visión completa de todo el libro. Por orden de paginación. Y así se quedan durante todo el proceso, aunque van cambiando de orden.

Leer más...